Se presentó en la sala desnuda, con pintura de guerra y armada con un machete. Se acercó al presidente de Petrobras – compañía eléctrica brasilera – y, poniéndole la filosa hoja del machete en su mejilla, le dijo que su gente y el Amazonas entero consideraba la construcción de la represa como una declaración de guerra. Después dijo: “Sos un mentiroso, nosotros no necesitamos electricidad; eso no nos va a dar de comer como lo hace el río. Necesitamos nuestros ríos para fluir con libertad, nuestro futuro depende eso. Necesitamos nuestra selva para cazar y reunirnos. ¡No necesitamos tu represa!”Tuira Kayapo es la guerrera indígena que el mundo conoció cuando, en la reunión de Altamira- Brasil de 1989, se opuso a la construcción de la represa del río Xingu .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *