Paradoja Política.

EL PRI, haciendo gala de su “afamada” disciplina (en elecciones internas) parece salir nuevamente airoso con el arribo de BELTRONES al timón del barco, aunque el antecedente histórico reciente del PRI nos es muy alentador en ese sentido, demostrando esta en los hechos más que en las intenciones que no es tan férreo ese supuesto apego a la disciplina partidista, mostrándose muy sensible y celoso entre sus actores cuando se hace fluir en apoyo a la IMPOSICIÓN, que sin hacer parsimonia ideológica o simpleza macha, a leguas se nota que este “punto fuerte” ya fue trastocado desde “denantes” por destacados militantes que se han revelado a a la famosa ¨LINEA¨, abandonando sus filas y enfrentando al partidazo, ejemplos varios en nuestro país; Zacatecas con Ricardo Monreal, Baja California Sur con Leonel Cota, Tlaxcala con Alfonso Sánchez Anaya, Quintana Roo con Gastón Alegre y Nayarit con Antonio Echavarría, casualmente éstos cinco personajes encontraron cobijo en el PRD siendo Presidente del mismo Andrés Manuel López Obrador.

Quiero referirme particularmente a éstas cinco renuncias de las filas priistas que se dieron entre 1997 y 2000, por qué en tres de ellas fui protagonista electoral de dichas decisiones, siendo yo Diputado Federal fui NOMBRADO por AMLO como delegado del PRD en las elecciones de Baja California Sur , Quintana Roo y Nayarit.

El primer triunfo electoral del PRD fue en el D.F. con Cárdenas (ex-priista), la primer Gubernatura fué en Zacatecas con Monreal (ex-priista), la segunda Gubernatura fue en Tlaxcala con Sánchez Anaya (ex-priista), la tercer Gubernatura fue en Baja California Sur con Cota (ex-priista), la cuarta Gubernatura fue en Nayarit con Echevarria (ex-priista). Al salir de la LVII legislatura Federal, las dos veces que AMLO fue candidato a la presidencia me tocó ser candidato a diputado por el IV dtto. Federal electoral.

De tal manera que, NO puedo entender la crítica constante y acérrima que mantiene Andrés Manuel López Obrador hacia las ALIANZAS ELECTORALES, si TODOS los triunfos perredistas que me tocó trabajar como delegado nombrado por el mismo, fueron en alianza con otros partidos, inclusive con el PAN como fue el caso del Estado de Nayarit.

Si el fin es tratar de encontrar obligadamente una “pureza partidista certificada” que respalde ciegamente su ideología, lo único que ANDRÉS encontrara es una gigantesca pared HECHA CON LADRILLOS DE SOBERBIA, la que todo mundo intentara brincar o escapar de ella ante el inminente derrumbe que implica la falta de PLURALIDAD en sus cimientos!

¿Mala Memoria Política? o ¿Paradoja Política?

Falta poco…. Muy poco.

 

Print Friendly, PDF & Email
Ricardo Armenta

Ricardo Armenta

Sinaloense de 60 años, de abuelo y padre agricultores, heredé el gusto por hacer producir la tierra con eficiencia y hoy también hace lo mismo mi hijo quien ya opera mis intereses con el mismo amor pero con más preparación, lo que me genera tiempo suficiente para dedicarme a explorar el para mí nuevo mundo de las redes al que con muchas ganas me sumo para hacerlo cada día mejor. Diputado federal a la LVII Legislatura (1997-2000), participé en las comisiones de agricultura y Reforma Agraria y como Secretario de la Comisión de Asuntos Hidráulicos. Tuve y tengo una cercana relación con miembros de la vida política nacional en razón a ésta importante etapa de mi vida que me inyectó el gusto por las cuestiones nacionales. Como Delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRD en Baja California Sur, Quintana Roo, el D. F. además de Nayarit y abrevando de amigos políticos aun de gran actualidad, -polémicos pero a la par de hábiles en esto que muchos definen como arte- adquirí suficientes conocimientos y algunas mañas necesarias para culminar con éxito cualquier emprendimiento.

Web Design BangladeshBangladesh Online Market