No habrá rescate financiero, EPN

No habrá rescate financiero; cada Entidad debe hacer frente a sus desafíos: Peña Nieto.

Si el inmediato Gobernador suponía que el Presidente Enrique Peña Nieto iría al rescate de Veracruz tras el saqueo propiciado por Javier Duarte de Ochoa, simple y llanamente, se equivocó, ya que el titular del Ejecutivo ha dejado en claro a los gobernadores que la administración Federal tiene capacidades y alcances limitados en la materia, por lo que “cada Entidad federativa del país debe hacer frente a sus desafíos financieros”.

En suma, Peña estableció que todos los mandatarios estatales y, sobre todo quienes acaban o están por asumir el cargo, tienen que resolver sus propios retos. “El Gobierno de la República no puede sustituir o reemplazar lo que está en alcance a las atribuciones y responsabilidad propia de cada uno de nuestros gobiernos estatales… tiene capacidades y alcances limitados. No podrá sustituirse lo que hace a la tarea y responsabilidad propia de cada gobierno. Todo gobierno, y más cuando se dan los revelos dentro de nuestra democracia, se asume desafíos, retos, y uno es el tema financiero. El Gobierno acompañará con amplia disposición los esfuerzos propios…”.

La postura del Presidente fue, prácticamente, en respuesta al panista, Javier Corral, gobernador de Chihuahua, quien había aprovechado el foro para demandar el apoyo del gobierno Federal porque, aseguró, su estado está en crisis económica. “No puede ser el gobierno federal ajeno con la situación de crisis económica de Chihuahua”, afirmó al tiempo de proponer que se discutan ya las bases de un nuevo pacto fiscal. “Es tiempo que en el seno de la Conago empecemos la discusión sobre una nueva distribución de recursos fiscales”, dijo. Desde el punto de vista del panista, México requiere de un nuevo marco jurídico en materia de coordinación fiscal para que los estados más ordenados y que presenten planes de ajuste y ahorro puedan tener mayores beneficios para sus ciudadanos.

Cuando llegó al gobierno, hace poco más de un mes, narró, encontró en la caja solamente 21 millones de pesos y en ese momento se requerían 2,300 millones de pesos para las necesidades básicas de la administración estatal por lo que hubo que contratar deuda. Por ello la respuesta del presidente de México a su petición no tardó en llegar.

Estaba presente, también, Miguel Ángel Yunes, gobernador electo de Veracruz, quien asumirá el cargo el próximo 1 de diciembre y enfrentará un grave problema financiero heredado del gobierno que encabezó Javier Duarte, prófugo de la justicia por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. En el caso de Chihuahua, el desastre financiero actual fue ocasionado por el priista César Duarte.

Nota Editorial: ¿A que le juega Señor presidente? ¿A ASFIXIAR A LAS NUEVAS ADMINISTRACIONES ENTRANTES QUE NO SON A FIN A SU GOBIERNO? Si el gobierno federal se lava las manos y no puede rescindir por obligación el daño patrimonial que le han generado a sus respectivos estados, los gobernantes salientes a fin a su partido, PUES LO JUSTO Y LO QUE SERIA SU OBLIGACIÓN ES METERLOS A LA CÁRCEL OBLIGANDOLOS A RESTITUIR EL DAÑO PATRIMONIAL! Pero al parecer para eso estamos sus PENDEJOS!

Print Friendly, PDF & Email
Web Design BangladeshBangladesh Online Market