La discriminación comienza en casa.

Hace unos días la indignación por los comentarios peyorativos del presidente del INE hacia personas de origen indígena causó furor en redes. En lo personal, me molestó bastante escucharlo. Sin embargo, ¿Es un razonamiento aislado? Ó ¿Inconscientemente somos parte de dicha conducta que señalamos?

La responsabilidad pública de éste funcionario hace sumamente necesario que existan sanciones contundentes a quienes ofendan las raíces del pueblo mexicano. El hombre sale a ofrecer una ¨sentida¨ disculpa y todo está solucionado.

Sin embargo, no es únicamente él, somos todos. En algún momento también hemos emitido juicios desfavorecedores hacia nuestro origen. Es inclusive transgeneracional. Es por citar un ejemplo; la señora que habla orgullosamente de los ojos claros de su hijo, ó su ascendencia española, pero no presume los ascendientes indígenas que también tuvo. Es la mercadotecnia de anhelar pieles claras porque eso nos dictan los medios, y ¡Hay que obedecer para encajar! Quizás creemos que el racismo se ha extinguido, pero no es así. Si bien hay grandes avances, somos los encargados de fomentar en nosotros mismos un respeto profundo a las comunidades indígenas e iniciáticas del país que dieron cimientos a la República por medio del mestizaje que nos compone.

La gran mayoría de los ciudadanos mexicanos tienen ancestros indígenas, sin embargo las comunidades viven segregadas, utilizadas por los gobiernos únicamente en elecciones, mientras cada día lo transcurren en el flagelo.

Si como mexicano eres capaz de percibir los errores de tu cultura, pero también enorgullecerte del crisol cultural que te forma y fomentas ese razonamiento desde tus principios hasta los que te rodean, entonces exponencialmente llegará un momento en que la mentalidad generalizada será estar siempre enalteciendo nuestro origen, sin la necesidad de encajar en los estándares de belleza y élite que los medios buscan imponer para promover ciertas figuras públicas y productos, de los que detrás no están sino compañías multinacionales que mueven masas posterior a estudiar la psicología y debilidades del pueblo que desean gobernar.

Print Friendly, PDF & Email
Izarol Rodriguez

Izarol Rodriguez

Soy originaria de Nayarit, estado que amo profundamente y me ha brindado un hogar cálido y armonioso como hija única al lado de mis padres. Mi educación deriva de la institución católica ¨Colegio México ¨ ubicado en la capital de la entidad donde nací, para posteriormente graduarme como Ingeniera Química en la Facultad de Ciencias e Ingenierías de la Universidad Autónoma de Nayarit, fue la primera educación pública que recibí y a la que estoy profúndamente agradecida, me permitió diversificar mis ideas y ampliar mi pensamiénto más allá de las creencias anteriormente adquiridas. Hoy, a mis 27 años, estoy casada con un hombre maravilloso con ideología de izquierda que me respalda en todo proyecto que emprendo, no únicamente como ingeniera sino también como empresaria de bienes raíces, tenemos una bella hija de 5 años y un futuro hijo por conocer. La oportunidad de viajar por el maravilloso país que es México me ha permitido crear una mayor conciencia sobre las necesidades que como ciudadanos tenemos y de la relevancia de unificarnos y armonizarnos como mexicanos para la obtención de proyectos y objetivos a fin del bien común.

Web Design BangladeshBangladesh Online Market